Tony James, Presidente de Blackstone Group, y sus consejos en que invertir si no es en acciones ni en bonos | Multideas - Ideas de Negocios de todo el Mundo

Tony James, Presidente de Blackstone Group, y sus consejos en que invertir si no es en acciones ni en bonos

Tony James, Presidente de Blackstone Group, y sus consejos en que invertir si no es en acciones ni en bonos
En opinión de Tony James, Presidente de la empresa de inversiones Blackstone Groupen acciones invierten su dinero sólo los tontos!. En los últimos años, él y otros inversionistas, que se especializan en instrumentos alternativos como el vino y los objetos de arte, se han convertido en verdaderas estrellas del mercado. A ellos les confían dinero, los fondos de pensiones y sencillamente la gente rica, a los que no les gusta la rentabilidad de las acciones ni de los bonos.

2OroLa popularidad de los fondos de inversión y de los fondos de cobertura (de riegos), que ignoran las acciones y los bonos y  que prefieren sus alternativas, está creciendo rápidamente. Si en 1997 bajo su control se encontraban 118 mil millones de $, este año, dicha cifra yá ha alcanzado el valor de 1, 87 billones de $, según Bloomberg. A ellos les confían sus recursos,  los fondos de pensiones, los fondos filantrópicos y soberanos decepcionados en los índices del mercado amplio y en los bonos.

Los inversores más sagaces, despues de la crísis, confiaron su dinero en empresas que se especializan en inversiones immobiliarias. En los últimos años, la rentabilidad media de sus clientes fue del 17,3%, es decir, que incluso superior  de los que preferían las inversiones directas del 15,2%.  La cifra mayor es de los fondos que en este período invirtieron eclusivamente en el sector inmobiliario comercial (21,7%). Al mismo tiempo, el protagonista  absoluto fue  Michael Glimcher, cuyo Glimcher Realty Trust les aseguró a los inversores la rentabilidad del 38%. Durante la crísis financiera, éste sector fue el que sufrió más que otros, ya que los precios de los bienes raíces residenciales y comerciales se redujeron en más del 40%. Sin embargo, la política de la flexibilización cuantitativa del Sistema de Reserva Federal ayudó recuperarse al sector.  La atracción de los fondos de inversión, especializados en el sector inmobiliario, se explica aún más por el hecho de que a cambio de una menor imposición fiscal, estos distribuyen como mínimo el 90% de las ganancias entre sus accionistas en forma de dividendos. Sin embargo, esto conduce al hecho de que a menudo tienen que endeudarse para pagar oportunamente a los inversores. Los expertos señalan que estas empresas están sujetas a una alta volatilidad. Un mes después del anuncio de Ben Bernanke, sobre la pronta retirada del programa QE3 (Quantitative Easing 3), sus acciones cayeron en un 11,2%. Una vez que el Sistema de Reserva Federal, por fin empiece a elevar las tasas, al nuevo auge inmobiliario le llegará su fin, afirma convencido el Presidente ejecutivo  de TorreyCove Capital Partners, David Fann.

No obstante, para aquellos que no creen en el sector inmobiliario, todavía existen otros instrumentos alternativos para mejorar el bienestar. Por ejemplo, los futuros de maiz, en promedio aumentaron en un 33,8%.  El aumento del precio se dió como consecuencia  de la decisión del Gobierno de EE. UU.,  para aumentar la proporción del etanol en la gasolina. Además, en los países en desarrollo aumentó la demanda de la carne, por lo que se tuvo que comprar más maíz para el ganado. Entre los metales, el más rentable en el período fue la plata (+25%).

Por último, se puede probar invertir en instrumentos exóticos como en los objetos de arte moderno. Así, la rentabilidad media de la inversión, en pinturas del artista estadounidense, Adolph Gottlieb, en tres años fue del 65,5%.

Los amantes del vino Chateau Pavie Bordeaux, en junio de 2004, pudieron haber vendido la botella por 400$ (107,3%). Por último, la fortuna de los aficionados de sellos y monedas raras creció en promedio en un 8,1% y 15,6%, respectivamente.

Se puede invertir parte del dinero en estos instrumentos específicos.  Y como resultado, diversificar los riesgos en la cartera, debido a que la rentabilidad de estos instrumentos correlaciona débilmente con el mercado en general.  De modo que si incluso se invierte en activos de mayor riesgo, el resultado será una cartera mucho menos volátil“, asegura, Tony James. Por supuesto que, al mismo tiempo, él no se olvida de señalar que sería bueno comprar acciones de Blackstone, ya que en un año subieron en un 89,4%.

 Traducción, adaptación y publicación de Mauritz.

(Se prohíbe copiar categóricamente, sin la referencia activa obligatoria a la dirección de este Blog!)

(Ref.: RBCdaily; Blackstone Group)

Compartir en redes sociales

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



Яндекс.Метрика