Idea 615. NottinghamSpirk: la empresa de dos inventores de Cleveland que ganan miles de millones de $ | Multideas - Ideas de Negocios de todo el Mundo

Idea 615. NottinghamSpirk: la empresa de dos inventores de Cleveland que ganan miles de millones de $

Idea 615. NottinghamSpirk: la empresa de dos inventores de Cleveland que ganan miles de millones de $

(foto: Forbes.ru)

La ‘máquina’ de inventos NottinghamSpirk: la empresa de un Duo de Cleveland

John Nottingham y John Spirk hicieron cerca de 1000 inventos “por encargo”. El volumen de las ventas de los productos creados o perfeccionados por ellos, se estiman en decenas de miles de millones de $.

En el antiguo local de la Iglesia de la Ciencia Cristiana en Cleveland (EE. UU.) se encuentra su empresa de estos 2 famosos empresarios que formaron un equipo de 70 inventores, ingenieros-autodidactas y otros especialistas responsables de la creación de alrededor de 1 000 productos patentados, incluyendo el cepillo de dientes eléctrico, el aspirador de vacío, envases para medicamentos y jabón líquido,bolsas de vacío y otros productos más.

La concepción de la idea:

La idea de crear su propio negocio, a Nottingham se le ocurrió cuando aún era un interno en la universidad. Él ya hacía prácticas en el Centro Técnico (Technical Center) de la General Motors (GM), en el que  se imaginó una larga carrera corporativa dentro de la corporación automotriz, cuando una vez, durante el almuerzo, el diseñador de alto rango de la GM, le disuadió  de sus ilusiones. “Me  dijo: “John, este es el mayor centro de investigación y desarrollo (R&D) en el mundo“, recuerda Nottingham. Y yo realmente pensaba así, ya que absorbía en mi el ambiente corporativo, disfrutaba de todo lo que sucedía alrededor. Pero él me hizo aterrizar de los cielos a la tierra: “Lo más increíble es que, las ideas más innovadoras, con las que trabaja la General Motors, llegaron desde el exterior, de las pequeñas empresas”. El reconocimiento de esta tesis me detuvo en seco, ya que mi vida entonces cambió para siempre. Por lo que le dije que si voy a ser eficaz, pero no dentro de la corporación. Todo será afuera y de forma independiente”.

Después de las prácticas, retornó al último año del Instituto de Arte de Cleveland. Allí, Nottingham compartió su nuevo sueño de carrera con su compañero de clase John Spirk. En lugar de emplearse en las mejores empresas, los inventores principiantes decidieron crear su propio negocio (empresa) para desarrollarla y figurar entre las mejores. En GM, no le permitieron hacer planes a Nottingham, ya que inmediatamente después de regresar de la universidad le llegó la propuesta correspondiente, y a Spirk le perseguía el fabricante de bicicletas Huffy Bicycles. Ambas ofertas fueron rechazadas por los ex estudiantes, y ambos se convirtieron en co-directores generales de su propia empresa.

A pesar de que aquí no se habla de las tecnologías de avanzada de las escalas de la bombilla eléctrica o del fonógrafo, y que los apellidos Nottingham y Spirk, casi no ha oído hablar por la gran audiencia, pero la capacidad de hacer negocios en la aplicación de sus ideas, estos innovadores de Ohio aventajan al mismo mago de Menlo Park“, es decir a Thomás A. Edison.

“Probablemente somos responsables de más patentes registrados, que cualquier otra empresa de nuestra envergadura“, dice Nottingham de 64 años, que conjuntamente con su amigo de la universidad Spirk fundó la empresa Nottingham Spirk, en su garaje en 1972. La parte más innovadora de sus actividades: es el modelo de su negocio.

El modelo peculiar del negocio de NottinghamSpirk:

La empresa no inventa productos para después venderlos (como lo hacía el mismo Edison), es decir que ella misma se dirige a las corporaciones, como Procter Gamble o Mars, para que ellos les hagan “pedidos de innovación”.  Al resolver el problema planteado por el cliente, los empresarios ofrecen a la contratante elegir el modelo satisfactorio del estímulo. Esto puede ser el pago mensual de $120 000 o regalías (royaltíes) del volumen de las ventas, que habitualmente es del 5 %. Y así mismo el esquema de la interacción de los inventores y los clientes puede variar, dependiendo de la fase de la introducción del producto en el mercado.

Los fundadores de la empresa también regularmente participaron como socios en proyectos muy prometedores. Por ejemplo, ellos fueron copropietarios de la empresa Dr. John’s, para la que desarrollaron el cepillo de dientes eléctrico, reduciendo el precio promedio del mercado de $50 por pieza hasta $5!. En 2001, Procter y Gamble compró Dr. John’s por el valor de $745 millones,y Nottingham y Spirk ganaron $40 millones cada uno.

“He tratado con un millón de empresas de diseño industrial, con un montón de agencias y empresas de relaciones públicas, pero nadie y nunca propuso un modelo tan universal de cooperación”, reconoce el director ejecutivo del fabricante de productos de lacas y pinturas Sherwin-Williams, Adam Chafe, para la que, Nottingham Spirk desarrolló el famoso diseño de  latas de pintura con tapas de rosca.

Según el empresario, la ventaja única de Nottingham y Spirk es el hecho  de que ambos ya habían hecho una gran fortuna, por lo que fueron en busca de hacer proyectos “revolucionarios” más grandes. Las cifras hablan por sí solas: desde 1972, el total de ingresos de la venta de productos, creados bajo la participación directa de Nottingham Spirk, alcanzó la cifra fantástica de $45 mil millones!.

La cita de Bill Gates:

“Sobre estos dos inventores, hay una famosa cita de Bill Gates. Cuando los periodistas le preguntaron, a quien él considera el competidor más peligroso, afirma Spirk, de 65 años de edad, esperando que comenzará la enumeración de todos los gigantes tecnológicos, el fundador de Microsoft, les respondió: “Un par de jóvenes que iniciaron su negocio en un garaje”. Nosotros eramos esos jóvenes, ya que después de graduarnos en el instituto nos instalamos en nuestro garaje”.

Su gran oportunidad les llegó consiguieron entablar relaciones con Rotodyne, un fabricante de orinales (bacinillas) (bedpans) de Ohio. Como materia prima para la fabricación, sirvió un plástico barato. Los inventores le propusieron a la empresa, manteniendo el proceso de fabricación de moldeo rotacional, ampliar el surtido a expensas de los juguetes infantiles, en el segmento de los precios asequibles. Y fue así que en el,mercado apareció la nueva marca de “juegos” Little Tikes, cuyos autos de plástico de color amarillo con el tiempo se convirtieron en el elemento integrante de casi cada patio infantil en todo el territorio de Estados Unidos.

Nottingham y Spirk surgieron de su garaje y se trasladaron a dos nuevos locales amplios: en la antigua mansión los innovadores concebían ideas, y en el edificio de una fábrica abandonada se dedicaron a plasmar las ideas en la práctica. Muy pronto, esta ampliación también se volvió pequeña. En 2005, los socios encontraron el edificio de una antigua iglesia, cerca del Instituto de Arte, en el que estudiaron. La arquitectura monumental del nuevo espacio de la oficina, con un altar circular y con un gran órgano, los empresarios lo recibieron en calidad de propiedad por herencia de una organización religiosa. El Centro de Innovación Nottingham Spirk está protegido por las autoridades, como una parte del patrimonio histórico (está registrado en el Registro Nacional de Lugares Históricos).

Las ventajas del local de la Iglesia de la Ciencia Cristiana:

Además, mucho más que la propia belleza del edificio, a los inventores les impresionaron su practicidad. La arquitectura de la antigua iglesia idealmente se adaptó para efectuar la tarea de la integración, bajo un mismo techo, de los procesos de la concepción y la plasmación de las ideas, es decir a lo que en Nottingham Spirk le llaman: la “vertical de las innovaciones“.

Todo comienza en un laboratorio de investigación que se encuentra en el sótano. Aquí, los diseñadores, ingenieros y constructores de los prototipos, desde una pequeña habitación pueden observar, a través de un espejo transparente, cómo los consumidores invitados a participar en los experimentos, reaccionan a sus desarrollos como a las botellas de dosimetros para los medicamentos Pepto-Bismol. Los especialistas registran todos los problemas potenciales, sin dejar de escapar ni un sólo detalle, por ejemplo, si la gente no comprende que cuchara, cucharilla o de sopa, necesitan utilizar para la medición correcta de las dosis de recepción.

Descartando todas las “quejas” u observaciones, los diseñadores llevan las especificaciones técnicas a un taller caro de fabricación de prototipos, llenos de máquinas, impresoras-3D y artículos de pintura. A la salida, los clientes ya reciben la patente y el prototipo, que pueden enviarlos directamente al fabricante. Incluso del mismo Pepto-Bismol, al aparecer la caperuza universal del dosímetro de Nottingham Spirk, las ventas se dispararon en un 30 %, y la tecnología misma, fue adoptada por otros empresarios de la industria farmacéutica.

El kiosko (stand) HealthSpot:

Nottingham espera que el nuevo impulso cualitativo para el rápido desarrollo de la empresa (“este potencial se estima en $1 mil millones e incluso más“) lo dará uno de los últimos inventos: el kiosco (stand) HealthSpot con instrumentos médicos incorporados y con una pantalla de alta definición, que permitirá a cualquier usuario recibir consulta médica remota.

En opinión del fundador de Nottingham Spirk, este producto, por su potencial, no  cede a los inventos de Edison y puede realizar una verdadera revolución en el mercado de servicios médicos. Y esta revolución comenzará en el edificio de la antigua Iglesia de Cleveland. “Los grandes cambios vendrán desde el centro del país“, promete Nottingham.

——

(Se prohíbe copiar sin el hyperlink activo de este Blog!).

(ref.: Forbes; Internet)

Compartir en redes sociales

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



Яндекс.Метрика