Los 10 hábitos que conducen más rápidamente a la pobreza | Multideas - Ideas de Negocios de todo el Mundo

Los 10 hábitos que conducen más rápidamente a la pobreza

Los 10 hábitos que conducen más rápidamente a la pobreza

2bolsasLa riqueza no se puede equiparar a la sensación de la felicidad. ¡Pero la riqueza es que hace que la gente se sienta importante, valorada, respetada e influyente! Y lo más importante, la riqueza permite ser libre lo que hace el hombre.

Este artículo fue publicado por el proyecto-web ruso La Escuela de la Vida, despues de leerlo, decidí traducirlo y publicarlo pero agregándole algo más de mi parte. Espero que se deleiten de la lectura y saquen sus propias conclusiones útiles.
Los 10 hábitos
1. El sentimiento de lástima de si mismo
Las personas pobres se compadecen de sí mismas y creen que no serán ricas porque así han sido predestinadas. Algunas, se compadecen de si mismos por haber nacido mujer (porque los hombres tienen más oportunidades),otras, por ser obesas (porque las personas de figuras bien proporcionadas, reciben mejores puestos de trabajo), otros, se quejan de su talla, de su raza, del color de la piel, de la religión de sus ancestros, mientras otros, sienten lástima de si mismos por no estar aún casados, otros, lloran por llevar el anillo en el dedo anular o por la estampilla del divorcio, los jóvenes, consideran que la fuente de sus problemas es la falta de experiencia, y los ancianos, la edad.  Si una persona siente lástima de si misma, por algún factor de no mucha importancia y todo el día se la pasa centrada en él, ¿cómo actuarán las personas de su entorno? Compadecerse, es una forma magnífica de soportar una gran carga pesada, que detiene a la persona  en el camino de su desarrollo personal, y asegurarse la pobreza perpetua.  Compadecerse, es la mejor forma de buscar un trabajo poco asalariado y de adquirir una existencia miserable.
2. La codicia
La búsqueda constante de etiquetas con inscripciones de “Descuento” y tiendas con pancartas de “Liquidación”, la falta de deseo de pagar por la buena educación de los hijos (porque a uno nadie le ayudó!), el deseo de obligar a l personal de su empresa para trabajar tanto como sea posible por menos dinero, estos son los indicios seguros de que el segundo hábito de la gente pobre, lo puede tener una persona. El deseo del ahorro total, no es un signo de sabiduría, sino un indicador  de que la persona experimenta un desbalance  de ingresos y gastos y que trata de resolverlo equivocadamente. La persona nacida para ser rica está dispuesta a pagar por las cosas sus precios reales y recompensar generosamente el trabajo de sus ayudantes, y lo mismo de los demás.
3. Ocupación a cosas odiosas
Las personas que odian o detestan dedicarse a algún tipo de trabajo, estan predestinadas al fracaso y a la pobreza – la razón es la sensación que deben de hacer esos tipos de cosas desagradables. La clave, para salvarles del tercer hábito a los pobres, es de no hacer lo correcto, sino más bién lo que les causa mayor satisfacción. Sólo así se lograrán buenos resultados!
4. Medir el éxito con el dinero
La persona pobre cree que sólo la posesión de una determinada cantidad de dinero le puede causar felicidad y, además, gracias a las ropas de buen diseño, a una hermosa mansión, a los viajes, a la independencia de su marido o los padres o por retirarse del trabajo. Sin embargo, la práctica demuestra que la felicidad nunca llega.  La gente exitosa mide la felicidad en cosas más significativas que los dólares, rublos o yuanes. Pero, ¿en qué específicamente?, cada uno debe de decidir por si mismo.
5. Gastar más dinero del que puede permitirse
Las tarjetas de crédito y el personal amable de los bancos estarán encantados de ayudarle para que uno caiga en el hoyo de la deuda. Porque la persona, que no desea ser exitosa, no quiere entender la diferencia que existe entre un préstamo útil, que se coge para desarrollar su propio negocio, y el préstamo ruinoso para comprarse por decir de un automóvil de lujo o una gran mansión.
6. La elección del beneficio inmediato
El deseo de obtener enseguida y lo máximo – es una costumbre antiquísima de los pobres. Ellos no pueden entender que, colocándose en un cargo con salario promedio en una empresa sólida, se puede tener en pocos años mucho más que si se presta la atención sólo en la cantidad que se recibirá al mes. Los estudiantes destinados al fracaso dicen que la universidad para ellos es una pérdida de tiempo, porque más bién, en vez de eso, se deben de dedicar a  “hacer dinero”.
7. Gimotear
¿La vida es dura? ¿Simplemente terrible? Porque debido a la discriminación, la corrupción, la mala educación, y el crímen total que existe, una persona normal no puede llegar al éxito. Todo esto lo puede aceptar el fracasado potencial.  La vacuna contra este hábito, es la creatividad. Se deben de encontrar las maneras posibles de luchar contra los males del entorno, para salir victoriosos de situaciones desfavorables creadas inicialmente!
8. Compararse con los demás
Muchas personas fracasadas tienen el mal hábito de compararse con los demás. Es necesario ponerse a pensar si este hábito puede ser útil para uno, o que mejor no sería no permitir que el mundo exterior controle nuestro mundo interior.
9. Medir la riqueza con el dinero
La gente verdaderamente rica no sólo rompió el vínculo entre la felicidad y el dinero (deshaciéndose del 4-to hábito de los pobres), sino que también tachó la igualdad entre el tamaño de la cuenta bancaria y el concepto de la riqueza. La verdadera riqueza, consiste en la capacidad de atraer el dinero, crearlo desde cero, organizar nuevos tipos de negocio y sin temores. La persona verdaderamente exitosa no depende de su fortuna acumulada.
10.  Aíslarse de la familia
Los más fracasados son los que se alejan de sus familias, alegando  que ellos no les apoyan en los momentos difíciles, no les prestan dinero, no les comprenden, no comparten con sus convicciones, etc. Ellos no comprenden que la familia – es la fuente magnífica de apoyo interno, a la que se puede acudir cuando yá no hay a dónde más acudir. Sólo la estimación de los familiares cercanos puede ayudarle a uno a levantarse de rodillas, cuando ya no existe ninguna esperanza, para así lograr  la verdadera grandeza.
Por eso, las personas deben de tratar de tomar decisiones inteligentes y tener hábitos buenos para despues no lamentarse, pero cuando yá sea demasiado tarde.
©Traducción y publicación de Mauritz.
(Se prohíbe copiar categóricamente, sin la referencia activa a la dirección de este Blog!)
(Ref.: www.shkolazhizni.ru)

Compartir en redes sociales

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



Яндекс.Метрика