Idea № 968. Virool.com: Si Ud. desea que su vídeo sea viral en Internet | Multideas - Ideas de Negocios de todo el Mundo

Idea № 968. Virool.com: Si Ud. desea que su vídeo sea viral en Internet

Idea № 968. Virool.com: Si Ud. desea que su vídeo sea viral en Internet

Historia de éxito del vendedor de clics Alexander Debelov, fundador de Virool

O cómo hacerse millonario en tan sólo algunos años.

Esta historia de éxito de la empresa startup Virool, es una recopilación traducida (por mí) parcialmente del idioma ruso al español de varias fuentes que se citan en la Ref. (ver abajo).

virool-cover

A muchos usuarios de Internet, al ver el contenido de interés deseado, cada vez más les molesta la publicidad y los diferentes anuncios en vídeo. La empresa startup (de alta tecnología) Virool, que se especializa en la promoción de vídeos en línea, es considerada una de las mejores del mundo, ya que promueve el vídeo, en el denominado nuevo formato de “anuncios nativos (o naturales)“. La audiencia de este servicio ya ha alcanzado la cifra de más de 750 mil personas, y el número de usuarios está creciendo rápidamente cada día. Más de 30 000 clientes, de los cuales el 30% son estadounidenses, prefieren la empresa Virool, con la cual cooperan exitosamente.

 Alex DebelovAlexander Debelov, es una persona natural de la ciudad de Rostov-na-Donú (Rusia) que se trasladó a vivir a EE. UU. aún cuando era un estudiante, y a California, después de de concluir sus estudios en el College Babson, que es una entidad que se especializa en la preparación de emprendedores. Alex deseaba organizar un negocio relacionado a Internet, por esta razón fue que, después de graduarse, viajó en su coche por todo EE. UU. para llegar al Valle del Silicio.

El primer proyecto empresarial de Alexander Debelov, uno de los fundadores y CEO de la empresa Virool, lo organizó en una residencia estudiantil. El negocio parecía ser sencillo, lógico y rentable: ya que se trataba, en la víspera del día de San Valentín, de comprar rosas por 5 centavos la unidad y venderlas durante la fiesta por $5. Esto resultó ser un fracaso total: debido a que todos los que debían de haber comprado las flores, yá los habían comprado, es decir que las nuestras nadie las quería., dijo sonriente Debelov.

Alexander Debelov, el CEO del startup Virool que se dedica a promocionar vídeos en línea en Internet, llegó al Valle del Sílicio (EE. UU.) con un plan de negocio muy ambisioso, es decir, de crear una empresa más grande que Google.

Alexander Debelov – vendedor de clics o de vistas en la Red. Virool – que es un servicio para el promocionamiento de vídeos en línea, incluso en YouTube, fue fundada en 2012. Este proyecto fue elegido en el fondo de riesgo de capital, es decir del acelerador de startups Y Combinator, que después del cual se logró recaudar $6,62 millones de inversiones. Entre los clientes de Virool, estan: las corporaciones Pepsi, Sony, Intel, GM, Volvo, Lipton, y estudios de cine famosos.

Es así como pensaba reunir y hacer dinero Debelov: “Cuando viajé al Valle del Silicio, pensaba así de forma ingenua: haré una presentación, les mostraré a los inversores el producto, ellos, al creer que yo puedo cambiar el mundo, también empezarán a firmarme cheques. En mi herbía la energía, yo me hacia la idea de que 20 inversores me darían palmadas en mi hombro y que me debian de decir: “Muy bién, tenme informado al respecto”. “Nadie no decía que no, pero tampoco daban dinero”, recuerda Debelov.

Llegó el día cuando todos los ahorros se agotaron y no había con qué dinero pagar por la habitación. Alexander, tuvo que acudir a sus padres. Estos le emprestaron $ 3 mil pero bajo la condición de que él debía de abandonar la idea de tener su propio negocio y encontrar un “trabajo normal”.Sus padres les dieron un mes de plazo.

Esta fue la epoca cuando yo me decía que era un idiota y que maldecia el dia cuando me dirigí hacia el Valle del Silicio. En mi no creían incluso mis familiares más cercanos. Pero de todos modos yo no me rendía. Al no saber, cómo vender el producto, yo sencillamente llamaba por teléfono a las empresas de marketing, ofreciendo a los gerentes, responsables de videos, nuestros servicios. Les enviaba además la presentación… Después de 25 transacciones negadas, sólo una persona reaccionó y solicitó colocar una  reserva de $20 mil, que fue lo que nos salvó. (-Alexander Debelov)

Skip This Ad (o Omitir Este Anuncio)

“Cuando yo estudiaba, todos mis amigos ya habían creado sus empresas. Algunos fracasaron, otros tuvieron éxitos, pero mi círculo social estaba compuesto por jóvenes para los cuales ir a trabajar para otra persona, sería la mayor catástrofe en la vida”, dice Alex.

El encuentro casual con Steve Wozniak Durante su viaje en automóvil por los EE. UU., y el recorrido desde la costa oriental hasta la occidental, él se detuvo para dormir en un hotel de precios promedios de sus habitaciones pero con la oferta de un buen descuento, de tal modo que el precio le salió por tan sólo $100.

En la sala del hotel avistó a un hombre barbudo alto que le pareció que le conocía. Al hacer algunas averiguaciones con su smartphone se quedó pasmado, ya que se trataba ni más ni menos que de Steve Wozniak! (el personaje de culto de los geeks de ordenadores de todo el mundo y co-fundador de la corporación Apple, quien se marchaba lentamente del hotel donde participó en una conferencia científica. Debelov se le acercó y respetuosamente le dijo: “Gracias Steve, por todo lo que Ud. ha hecho”. Yo soy ruso, tengo 22 años, y estoy aquí para crear otra corporación como Apple. ¿Tú eres ruso?!, le preguntó Wozniak (Además, se debe de tener en cuenta que Wozniak fue anteriormente uno de los iniciadores de la famosa trasmisión televisiva entre la URSS (Unión Soviética) y EE. UU. En 1982). ¿Cómo lo supo?!, le respondió. El joven de ojos celestes, de 22 años de la ciudad de Rostov-na-Donú”, recuerda Debelov. Al quedarse muy admirado, le causó risas al Gran Wozniak. Conversaron aún 2 horas más y después el inventor le invitó a jugar polo de segway. Alexander no sabía jugar, pero asintió: como negarle al hombre que le obsequió al Valle esta diversión de los aristócratras, reemplazando los caballos por las ruedas democráticas. No te preocupes, porque te daré mi palo (bastón), le dijo Steve Wozniak para levantarle los ánimos al iniciante. “En el Valle del Silicio todo esto es normal, es decir conocer a estos tipos de personas. Y en la tercera semana de mi estadía yo ya estaba en una fiesta con los muchachos que inventaron Dropbox, después estuve en los bares con la persona que inició Yelp”, comentó Alex.

“Fue así como se inició mi vida en el Valle del Silicio. Aquí no existen castas cerradas de multimillonarios, te encuentras y haces amistad con personajes de culto que se conocen por libros y películas. Al conocerlos personalmente, empiezas a creer en que tú mismo puedes plasmar tus sueños”. (-Alexander Debelov).

El Valle vive de Sueños

Aquí, en tres horas se puede crear una empresa del valor de mil millones de dólares. Por ejemplo, Apoorva Mehta (un ex-empleado de Amazon) dormía en mi divan, pero ahora es el propietario de la empresa startup unicornio Instacart (que según estimaciones de la revista Fortune, está valorizada en $2 mil millones). Aquí, todos se inician desde cero.

Sobre el modelo de negocio de Virool

Describir el modelo de negocio de Virool, con tan sólo algunas palabras, resulta ser muy complicado. La empresa se dedica a hacer publicidad en video en Internet, pero no hace anuncios ni campañas publicitarias, sino que promociona videos en un campo relativamente nuevo, denominado: native advertising, es decir: “anuncio nativo (o natural)” o “publicidad nativa (o natural)”. La publicidad tradicional habla por si misma y atrae la atención, y lo “natural” trata de combinarse con el entorno y trata de mostrar que no es publicidad.  Virool promete enmascarar, ocultar la publicidad en video, para ser visto por la mayor cantidad posible de gente. Parece ser que no se entiende mucho, ¿si?.

Para que un usuario desee ver una publicidad en video en Internet, esta debe de tener el aspecto de un contenido. Esta idea, por su puesto, que no es de los fundadores de Virool, ellos sólo intentaron convencer a los inversores que saben como realizarlo en la práctica. “Estamos construyendo una empresa para el futuro. Lo que existe hoy en dia no es tan interesante como lo que puede ser”, dice Debelov. Dos decenas de inversores profesionales de riesgo no notaron de golpe en esta perspectiva, y en la primer fase no le dieron a los fundadores de Virool ni un solo centavo.

 Historia de Virool

El inicio, a pesar de ese encuentro trascendental con Wozniak, fue difícil. Debido a que Virool pasó por las manos de personajes entusiastas tradicionales con los bolsillos vacios pero con ideas brillantes.

GurgovVirool dió inicio a sus actividades a inicios de 2012, por él y el peterburgués (ruso) Vladimir Gurgov (que se conocieron en San Francisco), en una habitación alquilada, porque tener además un garaje clásico para una cultura de inventos local, parecía ser un lujo. La idea consistió en crear un nuevo modelo para promocionar la publicidad en video en Internet. “El problema con los modelos actuales es que todos piensan que Internet es un televisor, aunque esto no es así”, explica Debelov. Según él, la publicidad, que se propaga en base a los modelos antíguos, nadie desea mirarlas, por ejemplo, los denominados clips pre-roll, que muestran a los usuarios de hostings de video”.  “Yo considero que el botón que más se pulsa en YouTube, es Skip This Ad, dice sonriendo Alex. No deseo ver publicidad, yo deseo ver contenidos, es decir algo por el que tenga sentido”.

“Nosotros no teníamos fines de semana libres, no ivamos a fiestas ni cumpleaños, sólo nos dedicamos a hacer dos cosas: a desarrollar el producto y comunicarnos con los clientes”.

 

¿Cuánto cuesta hacer “estallar” a Internet?

La busqueda de clics y likes (me gusta), que se convirtió en una medida de la popularidad en la sociedad debido al desarrollo de las redes sociales ha creado una extensa economía sumergida. Los clics y los likes ahora los venden muchos, es un comercio gris, e incluso criminal de tráfico, utilizando robots que imitan personas, que crean la ilusión de éxito. Pero los bots, no son personas, ellos no son absorvidos por la publicidad del producto o servicio que se promociona.

“Se puede comprar un millón de clics y no obtener un solo cliente. Los grandes anunciantes publicitarios durante el último año han perdido del 34-40% del tráfico debidos al uso de esquemas de piratería, es decir de programas que utilizan bots”, explica el creador de Virool, el reverso (o revés) de la clicabilidad.

Su empresa, entre otras cosas, una vez  cayó bajo los filtros de spam de Google en el invierno de 2014, que endureció las sanciones contra aquellos que aumentan las vistas en YouTube. Debelov explicó esto con el resultado del trabajo injusto de la empresa SEO National Positions. Emocionalmente esto resultó ser muy duro, ya que además decayeron nuestras ventas. Pero nosotros no fuimos presa de la desesperación, si no que comenzamos a actuar: encontramos la salida hacia Google para explicarles lo que somos y a lo que nos dedicamos. Solucionamos el problema muy bién”, afirma el desarrollador y distribuidor de altas tecnologías.

“Si Ud. desea, puedo hacer que tenga un millón de vistas”, con su camiseta así inscrita, llegó Alexander Debelov a la gran conferencia de Marketing en Nueva York, 5 años atrás. Comprar el billete de entrada al foro de profesionales no se lo pudo permitir, pero logró solicitar una entrada libre como estudiante. El, en ese entonces, apenas estaba promocionando Virool, teniendo en cuenta de que su camiseta con su propio logotipo no impresionaba aún a nadie.

“Yo entendía que el lema, que refleja la esencia de mi empresa startup, es una oportunidad para atraer la atención. Y funcionó, ya que los profesionales lo leían, se detenían y decían: Si, esto a mí me interesa. Fue así que hice mi primera campaña publicitaria más barata”. (-Alexander Debelov).

 Arreglárnoslo, para promover la marca en condiciones de un prespuesto demasiado modesto, lo tuvimos que hacer de diferentes maneras, pero siempre con buen humor.  Por ejemplo, en la tertulia de Microsoft, un fundador de una empresa startup llegó con unas gafas de carnaval prefabricadas con luz de fondo, que se aprecian en los clubes nocturnos. Sólo que en las gafas estaba la inscrpción: I Love Virool (Me encanta Virool). Los invitados disfrutaron de las gafas llamativas de noche, que se entregaron de forma gratuita, y que pronto cientos de personas estaban bailando y aplaudiendo con los anuncios luminosos de un modesto fundador de una empresa startup. “La fiesta fue nuestra”, afirma sonriente al recordar el pasado reciente, el jefe de una gran oficina mostrando dichas gafas.

Prestar un servicio en linea por tan sólo $10

“Los inversores no les dieron dinero, no obstante el dinero era indispensable. Lo único que les quedaba era obtener clientes”. Los empresarios novatos hicieron todo para atraer al menos algunos usuarios. Llamaron a agencias de publicidad, enviaron presentaciones y mensajes a foros. Aliviaron lo más que pudieron la reservación de sus servicios, creando una “plataforma de auto-servicio” para personas que deseen promocionar sus videos: era suficiente con verterlo en YouTube, especificar los indicadores de la audiencia deseada y reponer el balance. Además, el cliente debía pagar por las “muestras” de video sólo en el caso de que el usuario lo vea por no menos de 30 segundos (sobre el cual el anunciante se puede cerciorar gracias a las posibilidades del servicio).

Virool10

El dinero del cliente, Virool y otras plataformas similares los comparten con los “editores”, páginas-web, redes sociales y aplicaciones móviles, que colocan los videos, que tratan de mezclarlos con el contenido principal. Quizás Ud. haya notado, por ejemplo, que después de ver un comercial en Facebook, abajo aparecen tres “videos recomendables”. La característica principal de Virool consistia en que cobraba la mínima cantidad fantástica baja de la reserva, es decir $10. Después lo elevaron hasta $100, sin embargo, el valor de la empresa de promocionamiento de video de los competidores, como de: Sharethrough y Unruly Media, eran de  varias decenas de miles de dólares y que eran accesibles para emprendedores pequeños, que alcanzaron a Virool. “Desde distintos foros, las personas empezaron a escribir frases como: “No tenemos $10 mil, pero si $100, deseamos promocionar algún video” o “Yo soy músico y deseo que mediante vuestro sistema se promocione algún video” ó  “Soy músico y deseo, a través de vuestro sistema mostrar algún video”, recuerda Debelov. Al mismo tiempo, los fundadores de Virool se conocieron con Paul Buchheit, el creador de Gmail, con el servicio de monetización de contenidos (para) móviles Google Adsense y con el co-autor de Google Adwords. El, al instante comprendió la idea, afirma Alex: “Dijo, que esto era como Adwords, sólo que para videos”. Por lo que le aconsejó presentar la solicitud para acceder al programa del Fondo de Riesgos Y Combinator. Hasta la próxima presentación para los inversores quedaban dos meses, y en Y Combinator hablaron con ellos seriamente. “Nos dijeron: “Jóvenes, queremos que no tomen libres los fines de semana, no acudan a cumpleaños, a fiestas, reuniones, conferencias y se dediquen sólo a hscer dos cosas: a desarrollar el producto y se comuniquen con los clientes”, comentó Debelov. Estos aceptaron las recomendaciones casi literalmente: dormían en la oficina, las camas los compraron a través de Internet, y hasta la comida lo pedían en linea. Pero, en esta ocasión, estaban preparados mucho mejor para dialogar con los inversores. Tal como señaló Debelov en una de sus entrevistas, si en marzo de 2012, los ingresos de Virool eran de $30 mil al mes, entonces en agosto del mismo año era ya de $300 mil. En la última ronda de financiamiento, es decir en febrero de 2013, Virool llegó en total a captar $6,62 millones de inversiones de semilla. Debelov inició a ofrecer la venta de su servicio en linea por tan solo $10, para que cualquier creador de publicidad en video pueda probar como es que funciona, después, habían paquetes más caros, por ejemplo, para City Bank, o Bank of America. Por $100, la plataforma garantiza que la publicidad en video sea visto por miles de personas. Porque la demostración ante el público objetivo (o audiencia) de Forbes o CNN es mucho más caro. A través de ésta startup ya se han mostrado 75 mil videos, y que uno de los videos más exitosos: de Turkish Airlines fue visto 137 millones de veces (que es mucho más que toda la población de Turquia!.  De modo que, al ponerse la camiseta con el lema “Si Ud. desea, puedo hacer que tenga un millón de vistas”, en la conferencia de Nueva York, Alexander no mintió. Los inversores haciendo cola. “Se formó una cola de inversores, donde a cada uno le concedimos de tiempo 30 minutos para decirles: “A nosotros no nos interesa el dinero, mejor cuéntenos cómo nos podría ayudar a construir un negocio de muchos miles de millones de dólares”, recuerda Alex. El primer ángel de negocios (inversor privado) de Virool, fue un vendedor de fideos. Al encontrarse de casualidad con Ryan Tu, Debelov se interesó en el promocionamiento de su publicidad en video en YouTube.

“No le palabreé. Ya que Ryan llamó esa misma noche. Nos reunimos el jueves, y el viernes le enviamos la información. Honestamente, no teniamos demasiada esperanza de éxito. El domingo, él vino a mi casa con todos los documentos firmados y con un cheque de $ 50 mil. Me sentía como si deberas había retirado un boleto afortunado de la lotería”.  (-Alexander Debelov).
Kobe y Messi

Kobe y Messi

El vendedor de fideos fue un verdadero angel salvador. Despes, apareció un segundo y tercer inversor, y despues el proyecto llegó al acelerador de negocios Y Combinator, donde las ventas de mes a mes aumentaron en 2-3 veces. En la presentación final de Virool, en el acelerador  de startups hacia Alexander Debelov, se alineó, sin exageración, una cola de inversores. “A mi parecer, nuestros ángeles de negocios al invertir en personas, en un sentido estamos cambiando el mundo, porque lo hacemos mejor”, dice Alexander Debelov. “Nuestro mercado es como mínimo de $50 mil millones” Ahora Virool es una de las plataformas más grandes del mundo para promocionar publicidad en video en linea, a través del cual ven diariamente video más de 750 mil personas”. Desde cuatro personas, que se iniciaron en la empresa startup en Y Combinator, Virool aumentó su personal hasta 60 empleados, aperturó dos oficinas adicionales: en Nueva York y en la ciudad de San Petersburgo (Rusia), y la mínima reservación de sus servicios los aumentó desde $10 hasta $100. La empresa cuenta con 30 mil clientes en todo el mundo, donde el 80% los conforman estadounidenses. “Los fundadores (de Virool) son enérgicos y parece ser quecomprenden muy bién el mercado”, que fue así como les describió, en la revista “RBC”, el creador de Y Combinator: Paul Graham. Como ya se citó anteriormente, la campaña publicitaria más exitosa de Virool se considera que es de Turkish Airlines, en el cual el basketbolista estadounidense Kobe Bryant y el futbolista argentino Lionel Messi se hacen selfies en países exóticos. La publicidad en video de 1 minuto de duración  se hizo viral, donde la cifra de vistas en YouTube superó los 137 millones. “Esta es más que toda la población de Turquia”!, dice sonriente Alex.

Ahora él es el dueño de una gran empresa con sucursales en Nueva York, Londres, San Petersburgo, y una vez al año hace la rotación del personal: a los estadounidenses los envía por un mes o dos a San Petersburgo, y a los rusos hacia el Valle del Siliceo, para refrescar las percepciones y romper los estereotipos.

Según Debelov, Virool llegó a ser una empresa rentable ocho meses atrás, y octubre, es el mes más rentable en toda su historia. Pero, la tarea número 1 para la empresa ahora no es recibir beneficios, sino el crecimiento. “Nuestro mercado cambia muy rápidamente, y el lider en este mercado se determinará en los próximos dos años. Si nosotros durante este tiempo no crecemos en 10 veces, nunca seremos lideres del promocionamiento de publicidad en video  en la Red”, concluyó el consejero delegado de Virool.

Debelov reconoce que adora los rituales. Cada mañana, al despertarse, le agradece al destino por el hecho de vivir en el Valle del Siliceo, por el hecho de tener una empresa, y por el hecho de que trabaja con un equipo magnífico. “Yo, muy minuciosamente seleccioné las primeras 100 personas, porque cuanto sea el personal que tenga en el futuro, los primeros 100 conservarán y propagarán nuestra cultura corporativa para miles”, afirma él.

Según datos de la revista Business Insider y de la Organización internacional Buro de Publicidad Interactiva (IAB), el volumen del mercado de publicidad en video en EE. UU. en 2013, fue de $2,8 mil millones. Se espera que hasta antes del 2016, éste crecerá en promedio hasta el 20% anual, cediéndole el lugar, según el ritmo de crecimiento, a la cantidad total de publicidad en los dispositivos móviles (durante los primeros seis meses de 2014, este mercado creció en el 76%, es decir hasta $5,3 mil millones). La mayor parte del mercado lo ocupa la publicidad en video tradicional, replicó el CEO de la empresa Videonow: Sergei Soloviov: “Virool, esto es cuando una persona desea que su publicidad en video en YouTube sea vista por muchas personas. Este tipo de video, a pesar de que es publicitario, es de un formato diferente, ya que por ahora aún no conforma una categoría especial, para el cual no se han asignado presupuestos independientes”.

Es poco probable que los videos virales en el futuro desplazen los anuncios de vídeo, dijo Soloviov. Estos tipos de videos son difíciles de traducir en el lenguaje de las cifras, que tanto les gusta a las grandes empresas publicitarias, para ellos los cálculos les resulta ser más difíciles, donde el presupuesto publicitario debe ser gastado de la forma más eficaz. Y además, no todos los productos pueden ser objeto de publicidad mediante estos tipos de vídeo, agregó él.

Mientras que Debelov está convencido que ahora está sucediendo la próxima transformación que muchos simplemente no desean darse cuenta. “Estuve, seis años atrás, en Advertising Week, donde habían personas responsables de los anuncios en los principales periódicos: New York Times, The Wall Street Journal, etc. Ellos comentaron que la publicidad no iría a ninguna parte, porque a la gente les gusta este formato en papel. Hoy en día, los periódicos ganan una cuarta parte de lo que ganaban hace seis años, las tres cuartas partes del personal han sido despedidos, algunos de ellos pudieron pasarse al mundo digital (digital world), mientras que el resto, quebró (out of business), concluyó. En su opinión, el rey actual del mercado, es la publicidad en vídeo, y la televisión, será el siguiente.

La gente pasa más tiempo en los sitios-web, en los dispositivos móviles y menos tiempo le dedican al televisor. “Los $50 mil millones, que ahora se gasta en la televisión, en los próximos 8-10 años tranquilamente se gastará en la publicidad digital (digital advertising). Pero como ya he explicado al principio, los anunciantes necesitan crear otros contenidos para Internet, por esta razón es que nuestro mercado en EE. UU. se estima como mínimo en $50 mil millones”, dice Alex Debelov. El dinero se está pasando a Internet, por lo que los marketólogos necesitan de Virool para gastar el dinero con eficacia, dice convencido.

__________

El Autor

Ref.: www.TASS.ru; www.RBC.ru: www.Entrepreneur.com

Compartir en redes sociales

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



Яндекс.Метрика