Empresarios británicos: cómo nacen las nuevas ideas para crear nuevos negocios | Multideas - Ideas de Negocios de todo el Mundo

Empresarios británicos: cómo nacen las nuevas ideas para crear nuevos negocios

Empresarios británicos: cómo nacen las nuevas ideas para crear nuevos negocios

Cualquier negocio para se desarrolle, debe generar ideas. Pero, ¿de dónde cogerlos, cuando se trata de un nuevo producto, de un nuevo mercado o el aumento de la calidad de un servicio básico? En este artículo, varios empresarios británicos comparten sus “secretos”.

Fuera de casa

Los fundadores de la empresa InnocentDrinks, que se dedica a la producción de la bebida smothie, concibieron la idea de su negocio, cuando se desplazaban en tablas de nieve en los Alpes Suizos. A Jack Dorsey, el fundador Twitter, se le ocurrió la idea de crear una nueva red social, cuando, al estar sentado en la mesa de un café, observaba de cerca a los niños que se encontraban en un patio infantil al Sur de San Francisco.

En busca de nuevas ideas “vuelo haciendo silbido desde el montículo por una pista de bicicleta”, revela su receta, Richard Hamnett, el co-fundador y director de tecnología de la empresa, ResponseTap, que se dedica a desarrollar software (programas informáticos) para el seguimiento de llamadas telefónicas. Él a menudo camina por las colinas en los suburbios de Manchester, para distraerse de la  agitación de la oficina. “Esto me ayuda a tratar el problema desde una perspectiva diferente, pensar sobre una nueva idea y volver al negocio, cuando estoy totalmente preparado”, dice él.

Y Anthony Tinker, el fundador de una empresa de formación, ItsLeadership, comienza cada proyecto dando un paseo en la sociedad del cliente. El lugar no importa, ya que se pueden pasear fuera de la ciudad, y en el centro de Londres a orillas del río Támesis.

Una vez, en un de los parques londinenses, Tinker con el cliente se pusieron a examinar con atención el memorial del príncipe Albert. El monumento, eregido por la reina Victoria en memoria a su esposo, se distingue por su composición ingeniosa: la figura del príncipe está situada en el centro, y a los lados le rodean cuatro grupos de estatuas que simbolizan las artes, el comercio, la ciencia y la agricultura, y cuatro grupos más que representan diferentes partes del mundo. Al examinar el monumento, los interlocutores empezaron a hablar acerca de la empresa del cliente, sobre sus subdivisiones que se encuentran en diferentes países del mundo, y sobre, “como de diferentes formas ven de el mundo circundante las personas en dependencia de la oficina en las que trabajan”, recuerda Tinker. “Yo antes nunca contemple el memorial de Albert”, reconoce él.

La imitación sobre todo

Los empresarios en mayor grado suelen ser imitadores que innovadores. El fundador de varias empresas, Oli Barrett sostiene que las mejores ideas de negocio los emprendedores a menudo los cogen (o copian) de otras personas. Su contribución, dice es sólo para modificar un concepto,para que sea una propuesta comercial más grande. El propio Barrett ha dado una nueva interpretación a varias ideas. Fue precisamente él que creó un juego de concurso para los escolares británicos: MakeYourMarkWithaTenner (“Logra el éxito con 10 libras esterlinas en el bolsillo”) e inventó además el entretenimiento que está ahora de moda en Gran Bretaña speednetworking (“comunicación rápida”, que se trata de un evento, donde todos los participantes están sentados en una mesa larga y que en el lapso de 5 minutos cambian de lugares, para entablar la mayor cantidad posible de contactos). La idea de crear un juego de emprendimiento para los escolares se le ocurrió después de dar un discurso en la escuela. “Cogí un periódico, en el que había una historia sobre un vicario que había entregado 10 libras esterlinas a cada persona de su congregación para que les encuentren bienhechores, que estén dispuestos a donar fondos a la parroquia. Entonces me puse a pensar que pasaría si  distribuyo 10 libras entre 10.000 escolares”, cuenta Barret. Ahora, es decir 7 años después, ya se han distribuido cientos de miles de billetes de 10 libras, y en el juego continúan jugando miles de escolares.

Para la búsqueda de las ideas, Barrett lee bastante: “El negocio surge allí, donde hay que resolver algún problema. Y estos problemas los encuentran mejor que todos y los sacan a la luz, los periódicos ‘divinos'”. El empresario lee a menudo TheWeek, que es un resumen semanal de artículos periodísticos, donde se se tratan ampliamente temas diferentes, Campaign, donde se imprimen novedades interesantes, e incluso necrologías, porque allí a veces se describen destinos insólitos de personas. También busca las ideas en las redes sociales y en Google. A su atención le encadenan frases como: “esto es increíble” o “esto es genial”. En los textos de estas frases se pueden encontrar descripciones de productos y conceptos de negocios, que les deleitan a las personas. “Muchas personas comparten con mucho gusto sus ideas en Internet“, señala él.

Hacer conexiones inusuales

Sin embargo, la forma más favorita de búsqueda de ideas de Barrett es la comunicación viva con las personas. En los últimos años, ha organizado una multitud de encuentros en el formato de “comunicación rápida“. La experiencia ha demostrado que los mejores resultados se obtienen cuando el participante lleva a un invitado, cuyo actividad laboral es lejana del negocio. “Este puede ser un policía, un dentista, un maestro, ya que en estos momentos mi cerebro empieza a trabajar a un ritmo acelerado“, dice Barrett.

Escuchar a los clientes

Andy Gent, el co-fundador de la empresa que se dedica a desarrollar software para contabilizar impuestos,  ArrkSolutions, cuenta que la idea de la creación de un nuevo producto se le ocurrió después de un encuentro con un cliente. “En el camino al ascensor el pidió a nuestra empresa ayudarle a escribir informes para las autoridades fiscales. Por supuesto que nos pusimos de acuerdo. Y después en el taxi, en el camino a la oficina, formulamos la idea e introducimos las formulaciones correspondientes en el buscador de Google”, recuerda Gent. “En los primeros 6 meses, el volumen de ventas del nuevo producto ascendió a 500 000 libras esterlinas ($847 250). Nuestro negocio se estableció en el nuevo mercado. Por el nuevo producto se interesaron empresas como: Schroders, BlackRock, Zurichi AIB. Pero la idea surgió de la nada”, añade él.

Lara Morgan comenzó su camino en el negocio con la apertura de una empresa proveedora de cosméticos higiénicos PacificDirect. Ahora ella está a punto de lanzar a la venta en el mercado una línea de perfumes sin líquido, denominada Scentered, que deben de resolver los problemas de los pasajeros aéreos, que no tienen derecho de llevar consigo en el salón el avión, frascos de perfumes ordinarios. “Muy a menudo, sólo queremos deshacernos de los problemas, con los que nos chocamos. Pero cualquier idea, por supuesto, es necesario comprobar”, dice Morgan. “Si a Ud. le parece que ha encontrado la solución, pedir la opinión de las personas sobre el nuevo producto y de que si se venderá. Pero preguntar mejor a personas desconocidas. No recurrir a los amigos, porque ¿quién de los conocidos le dirá directamente que Ud. es un tonto?”.

En general existen 6 formas de buscar ideas:

1. Buscar ideas en nichos (de segmentos) ya existentes.

2.  Leer bastante información.

3. Viajar más.

4. Buscar partidarios.

5. Buscar en foros de Internet. 

6. No detenerse. 

—–

Publicado por Mauritz. (ref.: Financial Times; Vedomosti.ru; Internet)

Compartir en redes sociales

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



Яндекс.Метрика