Alcanzar a hacer de todo: ¿cómo sacar el máximo provecho de cada minuto? | Multideas - Ideas de Negocios de todo el Mundo

Alcanzar a hacer de todo: ¿cómo sacar el máximo provecho de cada minuto?

Alcanzar a hacer de todo: ¿cómo sacar el máximo provecho de cada minuto?

Supongamos que Ud. decide hacer un gran proyecto: de iniciar su propio negocio, obtener una hipoteca o ahorrar dinero para comprarse un apartamento. Y así Ud. elabora un plan, se prepara para dar el primer paso, pero … a Ud. lamentablemente de distraen otros asuntos, como: revisar el correo electrónico, escribir posts para su blog, tomar el té, fumar, hablar con su colega, y así pasa una semana tras otra, y su proyecto no no se pone en marcha. Esto se denomina procastrinación: osea la postergación inconsciente del asunto difícil por otros, más fáciles. Si se calcula, cuánto cuesta una hora de su tiempo, resultará que la devaluación y los impuestos todos en conjunto “queman” menos dinero, que la procastrinación.

Los procastrinadores incluso crean sus propios sitios-web y comparten historias: “Desde la infancia quedaron cosas sin realizar, sueños, deseos, que se acumulan como si fuera un bola de nieve”; “Un algo, en el que caí, no me deja seguir adelante: frustró una cantidad irreal de pedidos, decepcionó a muchas personas y estropeó más de una relación prometedora”. En realidad, todos son procastrinadores; y es muy probable, que Ud. mismo lo hace en este momento.

La dependencia

El mecanismo de la procastrinación es extremamente sencillo: hace un pequeño asunto y recibe un incentivo instantáneo. Por ejemplo, responder el correo electrónico es mucho más fácil, que elaborar un proyecto de negocios. Y es así que Ud. presiona el botón “enviar” y recibe la señal instantánea: “que bien, hice algo”. Pero hacer el proyecto requiere 1 semana, que de todos modos su jefe le hará rehacer.

Sin embargo, después comienza la abstinencia: el sentimiento de culpa y el miedo le absorben más energías, que lo que requiere el propio trabajo. En un día se puede avanzar seriamente, pero Ud. continúa postergando. Y al día siguiente, el proyecto le parece que es aún más inexpugnable.

Filetes de “elefante” con tomates

Como en el tratamiento de cualquier dependencia, para empezar, Ud. debe de reconocer que está enfermo: si, el trabajo no me agrada, temo hacerlo, no tengo la certeza que me saldrá muy bien.  A propósito, el perfeccionismo es una de las causas que obligan postergar cosas importantes para después. Los procastrinadores escriben cartas comerciales de estilo ideales, conservan el orden en sus puestos de trabajo, no son capaces de entregar el proyecto “a medias”.

Si le causa horror hacer un gran proyecto, existe una receta eficaz: dividir el proyecto en “trozos” pequeños. Los “time-managers” le denominan: “cortar el elefante para el “bistecs”…!

Otro método más:  concentrarse no en el resultado, si no en el proceso. El time-manager Francesco  Cirillo le denomina a estos segmentos temporales “tomates” en relación con el contador de la cocina para 25 minutos en forma de una hortaliza.

¿Quién es el que cuelga las zanahorias?

Un blogger narra como él, para vencer la ociosidad, el primero de enero escribe sus objetivos para el año siguiente: “Pero, me surgen dificultades para entender lo que quiero hacer, es decir los objetivos que deseo plantearme”. Y aquí es lo que se descubre la propiedad útil de la procastrinación, que a menudo da el “alarma” de que Ud. no desea hacer este “Gran Asunto (Negocio)”, de este Cliente o que en general, no desea trabajar para este jefe.

Puede ser que en sí no desea coger la hipoteca (porque le convenció su suegra), o que no desea coger un crédito para comprar un automóvil (sólo porque sus amigos le convencieron!). Si Ud. mismo no clara sus asuntos, se arriesga  correr por la zanahoria que otros lo colgaron justo ante sus narices.

El procastrinador competente sabe negar, es decir que hace sus asuntos sin prestar atención en los demás, que desean “colgárselo” en el cuello sus problemas. A propósito, si Ud. ya eligió su objetivo, puede con certeza delegar algunos asuntos pequeños a otros procastrinadores, ya que ellos, de todos modos, no saben a que dedicarse.

Éxitos.

Publicado por Mauritz. (ref.: RBC.ru; Internet)

Compartir en redes sociales

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



Яндекс.Метрика