6 errores que no deben cometer los empresarios | Multideas - Ideas de Negocios de todo el Mundo

6 errores que no deben cometer los empresarios

6 errores que no deben cometer los empresarios

¿Ud. comete los mismos errores de siempre que ya se han convertido en un hábito? He aquí algunos consejos sobre como, al fin, corregir los 6 errores más comunes en los negocios.

¿Cuántas veces no se habrá escuchado la frase: “Nada se puede lograr sin cometer errores“?. En esta afirmación puede estar oculto un grano de verdad, ya que en el camino hacia el éxito se debe de aprender de los propios errores y evitarlos en el futuro. Este proceso se complica cuando uno comete los mismos errores durante mucho tiempo, y que después se convierten en un hábito, dice un artículo publicado en OPEN forum.

Un nuevo año ‘brinda’ nuevas perspectivas. Por eso se debe de comenzar emprendiendo cambios positivos para el negocio: es el momento de poner fin a los errores, que se cometen e incluso que ni se sospechan.

1. No hacer un seguimiento de los gastos menores

Las escalas de los gastos que se hacen durante la gestión de los negocios, incluso si se trata de una tienda pequeña, fácilmente permiten fácilmente ignorar $10 por aquí y $5 por allí. Estos gastos menores (que se suman rápidamente) representan, especialmente en los gastos corrientes, materiales consumibles, artículos de oficina y en pequeños detalles de impuestos. Realizar un seguimiento de estos gastos pequeños escrupulosamente como si se tratarán de grandes pedidos.

2. Guardar secretos

Algunos datos importantes, protegidos por los derecho de propiedad (intelectual), es mejor guardarlos en secreto, lejos de las miradas indiscretas, pero bajo esta categoría es sorprendentemente muy poca la información. Como regla general, la información al personal, a los proveedores o suministradores y a los consumidores será más beneficioso que el daño, y en especial, si se utilizan medios de comunicación sociales y envíos de mensajes cortos (SMS)  para obtener su lealtad. En este nuevo año 2014, examinar cuidadosamente lo que se guarda en secreto, y reconsiderar los puntos de vista, porque puede ser que no valga la pena hacer de esto un misterio.

3. Aplazar la contratación de nuevos empleados

Lo más probable es que la empresa no tiene suficiente personal, porque el presupuesto no puede permitirse el lujo de contratar a todos de quienes tiene necesidad. Como resultado, el empresario tiene que satisfacerse con lo que tiene. Pero la empresa posiblemente no tenga libertad de acción en lo que se refiere al desarrollo del negocio. Este año, tratar de correr el riesgo de contratar siquiera a un empleado a tiempo parcial, para delegarle una parte del trabajo que requiere de bastante tiempo. Porque este tiempo libre, lo más seguro es que puede ser beneficioso y que cubrirá con creces los gastos en el salario del nuevo empleado.

4. No dar importancia a las cifras

¿Cuánto ha ganado la empresa hasta el día de hoy?. ¿En esta semana?. ¿Cuánto realmente se gasta en publicidad?. ¿A qué se parece la estadística de las ventas?. ¿Cuál es la eficiencia de la publicidad impresa?. La gestión de la empresa, sin tener en cuenta las estadísticas, es como el examen médico sin medir el pulso, la temperatura y la presión sanguínea. El empresario responsable no debe de abandonar su oficina hasta que no verifique todos los indicadores básicos del negocio.

5. No hacer responsable al personal

Si un empresario delega tareas a sus empleados, esto quiere decir que está haciendo bien las cosas. Y si no delega, es muy probable porque fue decepcionado alguna vez por el trabajo del personal. ¿Suena esto familiar? El empresario serio debe de tomarse un tiempo para aclarar los indicadores claves de sus colegas y evaluar sus funciones en base a estos datos.

6. Ser demasiado reacios al riesgo

La mayoría de las pequeñas empresas, que  con bastante dificultad se las arreglan para ganarse la vida, tratan de evitar correr riesgos. A diferencia de los demás puntos de esta lista, este error no es tan fácil de corregir. Lo que más bien deben de hacer los empresarios, es cambiar su actitud al riesgo, porque las empresas, que no asumen riesgos, no se desarrollan. Además, porque en sí, al crear la propia empresa, ya se ha realizado el mayor riesgo en la vida. Por lo que, el resto que se haga, aunque parezca terrible, será tan sólo un riesgo menor.

Éxitos.

——–

160cooltext (Se prohíbe copiar sin el hiperlink activo de este Blog!)

(ref.: OPEN forum; Internet)

Compartir en redes sociales

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



Яндекс.Метрика